Influencers Y El Social Media ¿Es Humo O Realmente Sirve?

Influencers Y El Social Media

Muchas empresas están contratando los servicios de influencers, personas que tienen mucha fuerza o repercusión en las redes por tener muchos seguidores. El objetivo de ello es promocionar los bienes o servicios de una empresa a través de estos influencers para poder llegar al público de forma más natural. Sin embargo, sometemos a debate si esto funciona o no.

Los expertos no lo ven efectivo

Ciertos expertos en marketing consideran que promocionar los productos de una empresa a través de estas personalidades no funcionan. Fundamentan este tipo de pensamiento en los resultados obtenidos, los cuales no son grandes, que digamos. Hablamos de los resultados obtenidos y analizados por el ANA, la asociación nacional de anunciantes de Estados Unidos.

Este estudio encuestó a varias empresas que habían contratado el servicio de los influencers y sólo el 36% decían que los resultados eran muy positivos. Por tanto, se podría decir que es un servicio que no te garantiza más ventas, sino más gastos. Dentro de los encuestados, había empresas que se mantenían al margen, pero un 19% afirmó que no son efectivos.

El objetivo no se alcanza

El objetivo que se marcan las empresas a la hora de acudir a los influencers es que se reconozca más la marca, aunque hay otras que fijan la finalidad en crear contenidos o en impulsar las ventas. Sin embargo, los objetivos que éstas se marcan no están siendo alcanzados a la hora de utilizar este tipo de servicios de promoción, como hemos visto más arriba.

Al parecer, el chollo del que han estado viviendo algunos se está acabando y las empresas encuestadas van a dirigir el gasto realizado anteriormente en influencers, en otros tipos de medios o herramientas de promoción. Lo que está claro es que cada vez menos empresas van a apostar por los influencers como modo de promoción, creación de contenido, reconocimiento de marcas o aceleración de ventas.

Bye, bye

Después de toda la información mostrada, hemos de decir que sólo el 27% de empresas que no han contratado nunca a un influencer, estarán dispuestas a hacerlo por primera vez en el año 2018. Este dato deja claro que las personalidades ya no son un referente para las empresas a la hora de realizar acciones de marketing o publicidad en las redes sociales. Podemos decir sin tapujos a todos los influencers: “Bye, bye”.